b2biotec-sombiotec
SOM Biotech obtiene la clasificación de Pyme Innovadora del Ministerio de Ciencia e Innovación
28/07/2021
Fujifilm-B2biotec
Fujifilm da una vuelta a su área de salud con el diagnóstico por imagen
09/08/2021
Show all

Un estudio de Vitro verifica la producción de anticuerpos tras la vacunación contra el SARS-CoV-2

B2biotec-Vitro

Vitro, empresa especializada en el desarrollo, fabricación y distribución de equipos, software y reactivos para el diagnóstico In-Vitro (IVD), ha realizado un estudio que demuestra que todas las vacunas que se están utilizando en España son capaces de activar la producción de anticuerpos. A su vez, muestran diferencias significativas en cuanto al título y tipo de anticuerpos generados por cada vacuna contra la COVID-19.

El estudio ha analizado los sueros de 198 individuos vacunados con diferentes vacunas utilizando la técnica SARS-CoV-2 S Jurkat Flow-Cytometry Immunoassay (JFCI), basada en tecnología desarrollada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Ésta es capaz de determinar tres tipos diferentes de anticuerpos contra el virus SARS-CoV-2: inmunoglobulinas IgG1, IgM e IgA, utilizando solamente unas gotas de sangre.

Los resultados demuestran que todas las vacunas son eficientes en la producción de anticuerpos IgG1 e IgA, si bien se observaron diferencias significativas en los niveles de estos, dependiendo de la vacuna utilizada. Estas diferencias podrían estar compensadas por otros mecanismos de inmunidad que no se están analizando. Sólo se detectaron niveles de IgM en casos aislados de sueros de individuos vacunados.

Resultados obtenidos

La mayoría de los individuos que presentaron IgG1 presentaron también IgA (173 individuos, el 87%). La presencia de IgA (inmunoglobulina asociada a la neutralización viral en mucosas) tras la vacunación podría indicar la protección frente a la transmisión del virus, factor esencial en el control de la pandemia. Además de IgA, la presencia de IgG1 indicaría que la respuesta humoral tras las vacunas está siendo eficiente, ya que IgG1 es una inmunoglobulina neutralizante asociada a inmunidad de larga duración.

Un dato importante a resaltar es que los individuos que han pasado la enfermedad y tras sólo una dosis de la vacuna (14 días tras la primera dosis) tienen niveles de IgG1 significativamente más altos que los individuos vacunados con las dos dosis y que estos valores no aumentan tras una segunda dosis. Unas diferencias significativas que se observan en todos los individuos entre 22 y 100 años. Estos datos preliminares apoyan la pauta seguida por el Gobierno de España de vacunar con sólo una dosis a los individuos que hayan pasado la enfermedad.

Técnica SARS-CoV-2 Jurkat Flow-Cytometry Immunoassay (JFCI)

La técnica SARS-CoV-2 S Jurkat Flow-Cytometry Immunoassay (JFCI) hace uso de células en cultivo conocidas como Jurkat que han sido modificadas genéticamente para producir completa la proteína de la espícula (spike ó S) del SARS-CoV-2 de modo que esta proteína viral, contra la cual se producen los anticuerpos clínicamente más relevantes durante infección y la vacunación, es ‘mostrada’ en su forma nativa (en forma de trímeros) en la superficie de dichas células.

Presenta ventajas respecto a otros métodos serológicos como Elisa o test rápidos de anticuerpos, que hacen uso de fragmentos de la proteína S (en lugar de la proteína completa), resultando en una mayor sensibilidad y especificidad. El laboratorio determina la existencia de inmunoglobulina IgG, IgA e IgM por el método analítico de citometría de flujo y los resultados pueden estar disponibles en 24 horas tras la recepción de la muestra.

Balbino Alarcón, profesor de Investigación en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa de Madrid, afirma: “Esta técnica permite una clasificación automática de muestras entre positivas y negativas, además de dar una medida muy precisa de la cantidad de anticuerpos. Creemos que este método puede ayudar a decidir qué fracción de la población debe ser priorizada para la vacunación, a la vez que permitirá hacer un seguimiento de la eficacia de las vacunas”.

Por su parte, Fabián Tarín, doctor en Medicina por la Universidad de Valencia y jefe de sección de Hematología del Hospital General Universitario de Alicante, añade: “La citometría aporta un enfoque novedoso en el campo de la inmunología frente al COVID-19. La detección simultánea de múltiples anticuerpos en ensayos multiplex, así como la extrema sensibilidad de la técnica permiten evaluar la respuesta inmunitaria funcional con gran exactitud incluso en pacientes inmunocomprometidos emergiendo como una de las técnicas más atractivas en la era de la monitorización de la respuesta a la infección o a las diferentes vacunas”.

Además, en colaboración con el CSIC se está probando esta técnica para medir simultáneamente la generación de anticuerpos producidos, bien tras la infección natural o bien tras la vacunación, contra las distintas variantes de SARS-CoV-2 como la muy extendida variante Alfa o la emergente variante Delta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *